6 cosas que debe incluir su lista de control de auditoría de red

Una auditoría de red de nivel empresarial puede mejorar enormemente el rendimiento de su red. Desde el BYOD hasta las demandas de ancho de banda, estas son las 6 cosas que debe incluir en su lista de verificación de auditoría de red:

Las formas en que la red de su empresa puede fallar pueden parecer infinitas. Los profesionales de TI tienen la tarea de garantizar una conectividad y un rendimiento perfectos, pero con tantos problemas que pueden obstaculizar el rendimiento, los profesionales de TI a menudo se quedan disparados en la oscuridad. ¿El resultado? Cobertura irregular, velocidades lentas, riesgos de seguridad… la lista continúa. Entonces, ¿cómo pueden las organizaciones mantener una red de alto rendimiento? Quizá el primer paso más importante sea la auditoría de la red.

Ejecutar una auditoría de redes es fundamental para garantizar la fiabilidad y funcionalidad de la red de su empresa. A menos que haga de este esfuerzo una prioridad, su red nunca funcionará tan bien como debería. Por una serie de razones, es extremadamente importante tener un conocimiento completo de los dispositivos conectados a la red. En este artículo, descubrirá las cosas que debería incluir en su lista de comprobación de auditoría de la red y conocerá las ventajas de realizar un inventario de la red.

1. Audite su política BYOD

Traiga su propio dispositivo (BYOD) apenas puede llamarse una política en este momento; es más un hecho de la vida para cualquier organización. Los empleados llevarán sus dispositivos personales al trabajo y los conectarán a la red de la empresa, lo que traerá consigo mayores demandas de ancho de banda, riesgos de seguridad y velocidades más lentas. Dicho esto, el BYOD puede (y debe) seguir siendo gestionado. Esto debe hacerse con políticas claras y bien diseñadas. Cuando se trata de desarrollar políticas BYOD, existen una serie de desafíos, como el uso de hardware desconocido, la exposición a redes no seguras y aplicaciones de terceros no aprobadas, por nombrar algunos.

La auditoría de su política de BYOD le permitirá ver exactamente qué dispositivos se conectan a su red, qué tipos de vulnerabilidades están exponiendo, quién es responsable de gestionar esos dispositivos y cómo puede minimizar la exposición de su red en el futuro.

2. Evalúe las vulnerabilidades de ciberseguridad de su red

Las vulnerabilidades de ciberseguridad son puntos débiles que pueden ser fácilmente explotados por actores maliciosos para obtener acceso no autorizado a su red. (Técnicamente hablando, esto es distinto de una «amenaza» o «riesgo», que es el efecto potencial de una vulnerabilidad explotada). Las vulnerabilidades de ciberseguridad pueden residir en el hardware, el software e incluso en su espacio físico. Muchas de las vulnerabilidades más comunes pueden abordarse de forma rápida e independiente, pero la identificación y el cierre de la mayoría de ellas requerirá una auditoría profesional de la red.

Los dispositivos personales constituyen una notable vulnerabilidad en la mayoría de las redes. Como se ha comentado anteriormente, las organizaciones deben contar con una política de BYOD clara, completa y aplicable para garantizar que los teléfonos, las tabletas y los ordenadores portátiles no expongan la red a los actores de las amenazas.

La mala gestión de las contraseñas encabeza la lista de las vulnerabilidades más comunes. Contraseñas comunes como «password» y «12345» pueden ser descifradas rápidamente, y contraseñas fáciles de adivinar pueden ser adquiridas por fuerza bruta sin mucha dificultad adicional. Las contraseñas buenas sin un cifrado adecuado representan otra vulnerabilidad común.

Los parches de seguridad desactualizados en aplicaciones de terceros son otro riesgo de ciberseguridad fácil de solucionar (pero común). Los usuarios pueden ver las actualizaciones de seguridad como una molestia, pero perder 10 minutos mientras un ordenador o dispositivo se actualiza puede crear una diferencia significativa en la ciberseguridad. La compra de software y servicios de alta gama no será beneficiosa si sus empleados no utilizan eficazmente esos servicios. Un estudio de la red es la forma más eficaz de detectar todos estos problemas.

3. Audite las demandas de ancho de banda de su red

Su red tiene una cantidad finita de ancho de banda que debe distribuirse entre sus usuarios. Supervisar y comprender el uso y la distribución de ese ancho de banda le permitirá decidir si la red necesita ser ampliada o si los dispositivos o aplicaciones individuales necesitan ser atendidos.

La mejor manera de hacerlo es con un software de monitorización de red como Aruba Central. La interfaz le permitirá ver qué usuarios y dispositivos están accediendo a la red y qué están haciendo en ella.

Tener una imagen clara del uso del ancho de banda permitirá a los administradores de la red ver dónde se está produciendo la congestión, qué aplicaciones deben ser priorizadas y qué aplicaciones deben ser despriorizadas. Para mejorar el rendimiento puede que ni siquiera sea necesario reducir el uso o aumentar la capacidad, sino simplemente gestionar mejor el flujo de tráfico.

4. Audite los problemas de su infraestructura de red

La infraestructura de red incluye tanto el software como el hardware que componen su sistema. El hardware incluye cables, conmutadores y puntos de acceso, mientras que el software incluye sistemas operativos, aplicaciones, cortafuegos y similares. (La infraestructura generalmente no incluye puntos finales como servidores o dispositivos personales). Existen varias herramientas de mapeo de la infraestructura de red para ayudar a los administradores de TI a evaluar sus redes, pero asociarse con profesionales experimentados proporcionará los resultados más precisos.

Ya hemos hablado de algunos problemas de infraestructura, como asegurarse de que los parches están actualizados y examinar los patrones de ancho de banda para localizar problemas con el tráfico de la red. Otros problemas comunes de infraestructura son los cortafuegos o equilibradores de carga olvidados que causan interrupciones. Estas situaciones a menudo pueden causar estragos durante días mientras los profesionales de TI buscan el origen del problema. Un mapa de red exhaustivo puede reducir en gran medida el tiempo para diagnosticar y solucionar estos problemas.

5. Audite la seguridad de los datos y los archivos de su red

La seguridad de los datos y los archivos son dos de las cuestiones más cruciales de la seguridad general de la red. Entender cómo una organización recoge, almacena y accede a la información sensible es tan importante para la seguridad de su red como cualquier otra cosa.

Una vez considerados como un activo, los datos mal protegidos pueden convertirse rápidamente en una gran responsabilidad. Una buena estrategia de seguridad de los datos comienza con la eliminación de la recopilación de datos extraños, especialmente los datos que son extraños y sensibles, lo que posiblemente abre a la empresa a problemas de regulación. ¿Y quién tiene acceso a esos datos? Hay muy pocos archivos a los que todos los usuarios de su red necesitan acceder (y posiblemente ninguno que todos los usuarios necesiten poder editar).

6. Considere la posibilidad de actualizar la red para obtener un mayor rendimiento

En última instancia, el aspecto más importante de una auditoría de red es la acción emprendida en respuesta a los hallazgos. Las organizaciones no deben pensar que su trabajo ha terminado sólo con la auditoría de red. La palabra «actualización» probablemente nos haga pensar en el hardware, y una visita profesional a las instalaciones puede revelar que una red necesita más puntos de acceso (o menos, para evitar interferencias), o un cableado actualizado para acomodar el WiFi 6, por ejemplo. Pero las actualizaciones de la red también pueden significar el desarrollo de políticas más claras o actualizaciones del firmware.

Sin embargo, una de las causas más comunes del bajo rendimiento de la red es simplemente que ésta necesita urgentemente una actualización de hardware. Una actualización de la red cuidadosamente planificada puede ayudar a resolver los problemas de conectividad de su organización y mejorar la experiencia del usuario. En el entorno empresarial, un rendimiento de red eficiente y fiable es esencial para mantener la productividad y que las operaciones críticas funcionen sin problemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.