AlbardonPoliciales

Albardón: Un hombre fue condenado a 5 años de prisión por abusar sexualmente de su hijastra

7.37KViews

Un hombre fue condenado a pasar 5 años en prisión luego de que se acreditara que había abusado sexualmente de su hijastra cuando convivían en una vivienda del barrio La Esperanza, en Albardón. La víctima había afirmado que los abusos empezaron cuando tenía 8 años. Hasta la obligaba a fumar, tomar bebidas alcohólicas y ver videos pornográficos, según consta en el expediente.

Todo comenzó cuando una mujer, de apellido Quiroga (79) y conocida por la familia de la víctima, llegó desde Tierra del Fuego para visitarlos en Albardón. Llegó en las vacaciones de verano de 2017. Precisamente, esa mujer era la guardadora de la mamá de la chiquita.

En esa visita, la menor A.P.L., de apenas 11 años, reunió a su mamá, B.L., y a Quiroga, les confesó los constantes abusos que sufría por parte de su padrastro y le pidió a la madre que la dejara irse a Tierra del Fuego con Quiroga. Ante esto, Quiroga se fue hacia el Sur, regresando en las vacaciones de verano de 2018.

Ya decidida, la menor decidió no regresar nunca más a su vivienda y, por ello, ella y Quiroga se dirigieron hacia la Dirección de la Niñez. Allí, una psicóloga entrevistó a la pequeña. Entre otras cosas, comentó que su padrastro, P.M.B. (42), la sometía sexualmente desde que tenía 8 años.

Los abusos consistían en tocamientos por debajo de su ropa, ya sea con las manos o con su miembro viril. Le tocaba sus pechos, la vagina y la cola. También, la “manoseaba” por encima de su ropa. Todos estos aberrantes episodios ocurrieron en innumerables ocasiones y en diferentes horarios: a veces mientras la menor dormía y otras, cuando su madre se ausentaba del hogar.

Incluso, la pequeña relató que, desde esa temprana edad, el padrastro la obligaba a fumar, a tomar bebidas alcohólicas y a ver videos pornográficos, y que la tenía amenazaba: si no obedecía y contaba algo, le juró que “algo malo” le iba a pasar a su madre y a su hermanito de 4 años.

La menor víctima también contó que estos hechos se los había contado a su propia madre y a Quiroga. Sin embargo, su madre le contestaba que su pareja jamás podría hacer algo semejante y Quiroga tenía temor a represalias, pues no quería radicar una denuncia contra ese hombre.

Finalmente, fue la propia psicóloga la que se presentó en el Centro ANIVI y radicó una denuncia contra el padrastro abusador. La causa recayó en el Cuarto Juzgado de Instrucción. El hombre fue detenido preventivamente hasta tanto saliera el procesamiento, el cual terminó dándose a los pocos meses.

El juicio fue hace unos días en la Sala Segunda de la Cámara Penal. El camarista a cargo fue Benedicto Correa, quien decidió condenarlo a cinco años de prisión, luego de que Fiscalía pidiera 15 años, y la defensa, a cargo de Filomena Noriega, la absolución.

Los cinco años de cárcel se debieron a que no se pudo acreditar que el padrastro había accedido carnalmente a la chiquita. Por ende, se trataba de un abuso simple agravado por ser el guardador de la menor. En unos meses, el abusador gozará de salidas transitorias ya que cumpliría la mitad de la pena.

Fuente: Tiempo de San Juan

Deja una respuesta